martes, 20 de diciembre de 2011

7ª MEDIA MONTAÑA SERRA ÓLTA ... corre o revienta.




Hacía unos meses que decidimos inscribirnos a esta carrera, solo que sin confiar en nuestras capacidades o conociéndolas bien ,apostamos por ir a lo seguro y salir con los caminantes, aunque hiciéramos trampa y corriéramos algún tramo.
Dos semanas antes, nos propusimos hacer una ruta larga y ademas de pasarlo genial, fuimos muy bien ,claro la mayor parte del trayecto, fue caminando ,jeje. Y tras esa gesta, llego el vacio. Las obligaciones nos impidieron salir a correr o hacer alguna ruta más, lanzándonos al libre albedrío de una ruta tan larga y con tanto desnivel acumulado. Pero vamos, que inmersas en una locura espesa y tras boicotear la aptitudes mentales de nuestros contrincantes mas cercanos, decidimos en un ataque de valentía , cambiar nuestra inscripción y salir con los corredores.( lo que hace no querer madrugar¡¡¡). Buscamos la información y Ade se puso en contacto con la organización  recibiendo un " si, sin problemas" a nuestro cambio( en la mente del organizador palpitaba eso de " ya tenemos pardillas, yuhuuu¡¡¡¡¡).
Ya no había vuelta atrás, en dos días correriamos la primera media de montaña....comokabras¡¡¡¡.
Y el día llegó, a pesar de intentar retrasar la hora de todos los relojes del mundo y del calendario lunar, pero llegó. Y el teléfono sonó, aunque intenté extirparme el tímpano para no escucharlo,pero el jodio se cogió bien . 
Y allí estaba,sonriendo nerviosa, con la primera frase en la boca " estamos lokas¡¡¡". Hablamos como becerras en el camino, y llegamos sin problemas, fuimos a por dorsales, y nos encontramos con un montón de femorales con nombre, digo, amigos ,muchos amigos....unos de rojo y otros de azul, que si lo llegamos a saber nos ponemos de verde y amarillo y nos jugamos un parchís. 
Una vez con los dorsales tuneados, Jopetas llevaban el nombre y todo, que majos....Volvemos al coche,donde nos despelotamos, sí, dejamos las pelotas porque empezamos a acojonarnos, pero pensamos que sin pelotas igual íbamos mas ligeras. Nos quitamos toda la ropa de sombra, osea  la chaqueta ,porque menudo frío que hacía. Si lo llegamos a saber nos ponemos unas bragas de cuello alto ,como llevaba una que iba por delante, que sí, las subidas es lo que tiene, te queda el culo del de delante demasiado cerca, rozando tu burbuja y puedes ver las bragas de cuello alto ,felpa de borrega invernal y las florecillas sin capullo. Es lo que tiene, que a otra vez ,me busco otro culo mas sugerente, que igual fue eso , la falta de motivación  por lo que no quería subir.
Estamos preparadas, Ade debe de tener un tamagochi en el baño porque no para de ir, " le habré dado de desayunar, le daré de comer por si acaso tardo, le voy a dar mimitos," . La ostia¡¡¡¡ si ya nos hicimos media maratón yendo al baño¡¡¡¡. Y otra media, siguiendo a Mr buenorro, que era como los cerdos no dejas ná...ains oma, así ni concentración ni ostias¡¡¡¡. Que la próxima vez me llevo una correa para controlar a la cabrita... jeje.
Ya era la hora, todos en la salida, y ade mirando al baño ...no te da tiempo'¡¡¡¡. Una traca como pistoletazo de salida, y la marabunta comienza a moverse. Y nuestras piernas comienzan una danza cíclica ,cada vez mas animada. Salimos del polideportivo ,viendo como el gusano de corredores se desquebraja delante de nosotras, hasta parecen que los rezagados somos las vísceras que se quedan por el camino. Arg¡¡¡¡ .
Me abstengo de mirar hacia atrás, paso de saber a ciencia cierta que vamos en el bagon de cola. Nos pasa un caballero que tenia prendido en el pelo un cepillo de diente con gel de frutas del bosque y todo, supongo que pensaría pasar la noche por alli. Y una vez, por los campos, se nos adhiere a nuestra espalda una garrapata que prefería las buenas vistas motivacionales que llegar antes. Pues parece que correr no correremos una m... pero buenos femorales si que tenemos, jijijiji. Pasamos un tunel justo por bajo de la carretera que nos lleva a la primera cuesta de narices. No consigo recuperar la cadencia beneficiosa de mi respiración, no me siento a gusto y voy forzada . Dejamos el asfalto y comenzamos a tocar tierra de duendes, a pesar de no encontrar el punto, me encanta ese tramo, pequeñas sendas con mucho verde, y zig zag sinuosos, que acaban en un punto ,tras subir unas escaleras de madera, y tener que pasarlo a oscuras...woooooowwwww mola¡¡¡¡ casi me dejo los cuernos alli, jiji.
Y comenzamos a subir, el lumbar dice que esta cansado de mis tonterías, la respiración dice que pasa de seguir bailando, que se para y a tomar por culo, y decido darme un segundo a ver si consigo poner orden en mi cuerpo. Un buen samaritano me da isotónica, y seguimos hasta el primer avituallamiento. Me recupero y como si no hubiera pasado nada, saltamos como cabras los 5 km que nos faltan hasta el siguiente avituallamiento. Vamos rezando en hebreo porque nos toca bajar , pero la ostia¡¡¡¡ si tenemos que subir¡¡¡¡¡. Aprovechamos para disfrutar de las magnificas vistas, fabulosas, ademas de decirle tonterías a todo miembro colgante del organización( lo de colgante es porque estaban por ahi,colgando) . Pero llega otra jodida subida, que afrontamos con ilusión. Con una jodida ilusión. Llegamos a un recodo, donde nos espera escondido un fotógrafo....walaaa¡¡¡ sonrisa y zas¡¡¡ El gemelo de corbata. Km 9 comienza mi discusión con mis gemelos ante la atenta mirada entre miedosa y preocupada de mi compañera Ade. Pero seguimos, con la frase mítica de "dame un segundo" que tanto repetiré en el camino de vuelta, cada vez que tenia que para a estirar velozmente los gemelos. Seguimos hasta el siguiente avituallamiento, con dolores fuertes, pero llego. De ahí a la cima, bebemos bastante y cojo frutos secos. Una senda preciosa, una pasada, vamos charlando entre mis "ay", sin hacerles mucho caso. Llegamos a la subida mas jodida ,pues tenemos que escalar un poco, y le digo a ade, que ponga ritmo ella, que yo le sigo. Y emprendemos la marcha por el mismo lugar por donde la ultima vez estaba las cabras. Aunque no nos apetecía encontrarlas, ahora las echamos de menos. Pasamos por una zona de piedras manchadas por el barro de los que antes pasaron por allí, le gritamos al chico que nos dirige por el buen camino, que estaba bailando con la música d ela radio, y a la cima. Adelantamos a los qu antes fueron nuestros samaritanos y por fin..... CIMA¡¡¡¡  y  bajada¡¡¡¡¡. Pillamos la directa, vamos mas folladas que una actriz porno. Un subidón buenísimo, unas vistas espectaculares. Una pasada. Bajamos por un despeñaperras, y ya vamos diciendo las burradas que se nos ocurren ,gritando cual jerónimo pero a lo femenino " antoniaaaaaaa". Hasta que llegamos a otro avituallamiento ,parando un segundo a ver a su tamagochi. Una ultima subida y ya camino de la zona de acampada, mis gemelos empiezan a no querer darme tregua, y a saltar cada dos pasos. Pero llegamos al ultimo avituallamiento, ya nos queda nada. Cogemos energías y nos vamos lanzadas, parece que me ha picado algo, y pillamos la sexta para abajo, zigzagueando y sin recordar el sufrimiento de la subida, y manteniendo en raya a los gemelos. Pero todo lo bueno termina y fue en el túnel que tan gratos recuerdos nos dio. En la subida que nos daba paso a los últimos km por asfalto, los dos gemelos subieron al unisono y a la voz de YA¡¡¡¡. Subo andando la cuestecilla, y una vez arriba, los femorales dicen que ya está bien, no puedo moverme¡¡¡. Las piernas están out or order. Pero ni de coña, me quedo aquí con los aburridos duendes. Estiro, bajo la mirada preocupada de ade, animalet :(. Y le digo : vamonos que come pare, reviento. 
Emprendemos la marcha, yo quiero llegar ya, y ade no abre la boca, solo piensa en su vida , y que igual le salto a la yugular, pero manteniendo un ritmo y con el cartel de "dame un segundo" emprendemos los dos km mas jodidos de mi existencia. Corriendo con el pie en flexión, notando como los dos gemelos quieren subir, sin intención de parar pero si de llegar antes. Aprieto los dientes y seguimos. Tan solo unos ay cortos y escuetos avisan de los pellizcos de los músculos. Pasamos la carretera y nos encontramos a los cortes, que nos dan los últimos animos. Pisamos césped, y miro el crono...por mis ovarios que no llego al minuto 30. Intento ir mas rápido pero la respiración se hace entrecortada, no miro a nadie aunque les escucho, solo quiero parar y estirar. Porque siento que en breve dos lobos gigantes saltaran con sus zarpas a  morder con fuerza mis gemelos...pero antes de eso, y en las ultimas ..... llegamos a meta. 
No era mi día, pero gracias a Ade , a su paciencia y aliento ....lo conseguimos. 
Gracias, por cargar conmigo. :)


Insthar


mas fotitos :)

1 comentario:

  1. Sufrida pero muy disfrutada.... :).
    Deseando la próxima..yuhuuuu :)

    ResponderEliminar